Alytes obstetricans – SAPO PARTERO COMUN

Si tengo que hablar de este simpático sapito, no puedo hacerlo sin contaros las múltiples experiencias que he tenido con ellos en mi huerta, donde por suerte hay una amplia población que cuando los anocheceres me sorprenden en las labores hortícolas, me deleitan con su presencia saliendo de sus escondites en busca de alimento.

La primera vez que vi uno fue en un lugar bastante inesperado. Tenía un montón de arena en una esquina del que iba cogiendo cuando necesitaba hacer cemento, y uno de esos días al llenar la paleta, vi una pequeña bola de arena moviéndose sin parar, en la que poco a poco y a medida que desaparecía la arena, empezaban a distinguirse patas, ojos…, hasta que quedó liberado el simpático animalito. El pobrecillo debía tener su madriguera invernal allí, la cual por desgracia destruí sin intención. Intenté ponerle remedio a la situación e hice un pequeño agujero donde lo deposité y tapé con un trozo de teja a modo refugio donde quedó.

Por desgracia habitualmente muchas son las molestias que les causo a los pobres durante el verano. Ellos que se empeñan en hacer sus refugios en la tierra blanda y que es inevitable tener que regar, pues hace que en innumerables ocasiones al echar el agua aparezca alguno flotando, pero rápidamente abandonan el lugar buscando un nuevo sitio donde esconderse.

Pero la vez que mas me he sorprendido al ver alguno, fue una tarde del mes de mayo cuando al levantar unas baldosas que habían quedado olvidadas en una esquina sobre la tierra, apareció un macho en su madriguera con un montón de huevos entre sus patas traseras. La verdad es que una cosa es leer que son unos padres ejemplares y cuidan de las puestas hasta que las depositan en el agua, y otra verlo con tus propios ojos. Pues nada, coloqué otra vez las baldosas encima y allí lo dejé protegiendo a su prole.

Reino: Animalia / Filo: Chordata / Clase: Amphibia / Orden: Anura / Familia: Discoglossidae / Subfamilia: Alytinae.

Nombre científico: Alytes obstetricans (Laurenti, 1768).

El sapo partero no es un anfibio de grandes dimensiones ya que apenas sobrepasa los 5 cm. de longitud, tiene un aspecto rechoncho, con patas robustas y una cabeza grande terminada en un morro redondeado. Los ojos son bastante prominentes con la pupila vertical y el iris dorado con vetas negras. El tímpano es visible y de tamaño inferior a los ojos.

Su piel es granulosa y presenta verrugas pequeñas, con frecuencia agrupadas en dos hileras en la parte dorsal.

Su coloración varía entre gris y parda presentado pequeñas manchas verdes, rojizas o negras, siendo la parte ventral blanquecina.

La reproducción comienza en la primera, tras el apareamiento las hembras ponen un cordón de huevos que los machos enrollan entre sus patas traseras, donde permanecerán un mes hasta que los deposita en el agua. Una vez en el agua las larvas rompen el huevo liberándose e iniciando esta nueva fase hasta completar su crecimiento.

Durante la fase larvaria se alimenta de materia vegetal, carroña y pequeños invertebrados acuáticos. De adultos su alimentación está basada en insectos, lombrices y babosas.

En la península ibérica existen cuatro subespecies: A. o. obstetricans en Navarra y Cantábrica, A. o. almogavarii en Cataluña, casi todo Aragón y una amplia franja de Castilla-La Mancha hasta Guadalajara y norte de Madrid, A. o. boscai en el centro y norte de Portugal, Galicia, Zamora, Salamanca y núcleos aislados del Sistema Central occidental (Sierras de Gredos, Béjar, Francia y Gata), extendiéndose en poblaciones dispersas por toda la meseta norte hasta las estribaciones de la Cordillera Cantábrica y Sistema Ibérico sur y A. o. pertinax en la costa mediterránea española llegando al norte hasta el Ebro y Tarragona, al sur hasta las Sierras de Mariola y Petrel y norte de Murcia y Albacete, y hacia el interior con el sur del Sistema Ibérico y sierras de Castilla-La Mancha, este de Toledo, sur de Guadalajara y sureste de Madrid.

En estas zonas lo podemos encontrar desde el nivel del mar hasta los 2.400 m. de altitud.

En el Atlas y Libro Rojo de los Anfibios y Reptiles en España la especie está catalogada en general como casi amenazada y la subespecie A. o. pertinax como vulnerable.

2 respuestas a «Alytes obstetricans – SAPO PARTERO COMUN»

  1. Me encantan las particulares historias vividas con estos sapos. Si te conocieran, sabrían que no hay ni un ápice de mala fe en tus acciones y podrían proclamarte el mejor amigo. 👌👌

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.