Scaurus punctatus Fabricius, 1798

Es curioso que nunca me hubiera fijado en este “escarabajo” y últimamente parece que lo vea por todas partes. Que estoy en el huerto y muevo unas piedras, uno que hay debajo; que salgo a dar una vuelta con el perro y le doy con el pie a una hoja seca, ahí hay otro… Incluso hasta por el centro de la ciudad cuando el otro día daba un paseo por una calle principal, allí había uno junto a un bordillo, si bien es cierto que había un jardín cerca. La cosa parece ser que tiene una explicación muy sencilla y es que su distribución es muy amplia. Me hace mucha gracia su lento caminar buscando donde volver a esconderse, parece como si les costara trabajo. Es una cosa un poco extraña, como si estuvieran articulados, un poco adinosauriada. De todas formas por lo que veo, van a dejar de verse hasta la primavera, con la llegada por fin del invierno. Una cosa que me ha parecido curiosa es que para ser un insecto tan abundante, no tenga un nombre común. Si alguien sabe alguno le agradecería que me lo comunicara. Esto es lo que he descubierto sobre ellos:

Filo: Arthropoda / Subfilo: Hexapoda / Clase: Insecta / Orden: Coleoptera / Suborden: Polyphaga / Infraorden: Cucujifornia / Superfamilia: Tenebrionoidea / Familia: Tenebrionidae / Subfamilia: Tenebrioninae / Tribu: Scaurini

Son insectos que pueden resistir temperaturas muy altas, son estrictamente nocturnos y se alimentan de materia orgánica en descomposición. Se encuentran en lugares secos y generalmente habitan bajo piedras.

Las larvas son de tipo cucujiforme, alargadas y con el tegumento endurecido.

Los adultos son activos desde el principio de la primavera hasta finales del verano, siendo más posible encontrar hembras al final del periodo buscando sitios donde hacer las puestas.

Su longitud varía entre los 12 y los 20 mm. Cuerpo alargado, algo brillante, dividido en cabeza, tórax y abdomen, de color negro grisáceo a negro.

La cabeza es cuadrada con las antenas cortas y gruesas con forma filiforme (parece un hilo con cuentas), con los artejos 5 al 10 transversos y el 11 el doble de largo que de ancho, cónico (forma de lágrima), con puntuación fuerte, densa y rugosa.

Los rebordes laterales del tórax están cubiertos, en parte, por el abombamiento del disco cuando se mira el insecto por encima; la puntuación es ordinariamente fina y espaciada en el medio, haciéndose más fuerte y densa hacia los lados, sobre todo por detrás.

Los élitros (alas anteriores endurecidas) del abdomen tienen las tres costillas bajas y poco marcadas (la dorsal a veces borrada por delante), rectas; con intervalos con series de puntos bastante grandes y, por lo general, bien impresos. Entre los puntos el fondo es en parte liso y en parte finamente granuloso, predominando siempre las series de puntos sobre la granulación.

Los machos tienen las patas anteriores con fémures más gruesos que las hembras, los dientes también más fuertes y gruesos y las tibias de las patas delanteras dentadas o escotadas (forma de espina que mira hacia adelante).

Saturnia pavonia (Linnaeus, 1758) – PEQUEÑO PAVÓN

Una tarde de mediados del mes de abril al salir de casa encontré posada sobre el suelo empedrado esta preciosa mariposa nocturna. Llevaba mucho tiempo sin avistar una y su visión me transportó al pasado. A aquellas cálidas noches primaverales o incluso del verano, cuando siendo un niño jugaba por las calles del pueblo y no era difícil verlas posadas en las paredes de las viviendas, a la luz de las farolas. Recuerdo que la curiosidad por su tamaño me llevó a investigar sobre ellas y en los libros de la biblioteca pública, descubrí que se trataba del Gran Pavón. Pero este ejemplar no pertenece a esa especie, aunque son del mismo género, Saturnia pavonia, comúnmente llamado Pequeño Pavón, presenta unas manchas anaranjadas en el extremo de las alas posteriores que no tiene su hermana mayor, además de como bien indica su nombre vulgar, ser de menor tamaño. No me atribuyo su correcta identificación y se lo agradezco a un experto compañero de otra web el haberlo hecho. Esto es lo que he descubierto sobre ella:

Filo: Arthropoda /Subfilo: Hexápoda /Clase: Insecta / Orden: Lepidóptera / Superfamilia: Bombycoidea / Familia: Saturniidae / Subfamilia: Saturniinae / Tribu: Saturniini / Género: Saturnia / Subgénero: Eudia.

Presentan un marcado dimorfismo sexual, mientras que los machos miden entre 5 y 6 cm., las hembras alcanzan los 7’5 cm. Los machos tienen las antenas más pectinadas (forma de peine), el abdomen más pequeño y presentan unas manchas amarillo anaranjadas en las alas posteriores, siendo las hembras más grisáceas.

Los huevos son ovalados, midiendo entre 1’4 y 2’2 mm, de color blanco grisáceo, eclosionan a los 10- 14 días de la puesta.

Las larvas, que llegan a alcanzar los 6 cm., miden 2 mm. al nacer, se alimentan primeramente de la pared del huevo. Son negruzcas con manchas anaranjadas a los lados, las cuales se van uniendo a medida que crecen y rodeando la base de unos tubérculos pilosos que poseen, mientras que las partes oscuras van obteniendo tonalidad verde. Al llegar a la etapa adulta son verdes con una línea subespiracular amarilla en los segmentos abdominales, presentando en cada segmento en el dorso, medio anillo de tubérculos con sedas espinosas amarillas, rosadas o anaranjadas y en ocasiones a su alrededor un anillo negro.

A principios del otoño, cada larva hace un capullo uniforme de color marrón violáceo, donde permanecerá hasta la primavera siguiente.

Los machos son diurnos y vuelan en zig-zag. Las hembras, que permanecen posadas durante el día, vuelan de noche emitiendo feromonas mediante una glándula que poseen en el dorso, para atraer a los machos, los cuales las detectan desde varios kilómetros de distancia, gracias a unos orgánulos que poseen en las antenas.

Se las puede encontrar hasta los 2.000 m. de altura y sus plantas nutricias son endrinos, zarzas, sauces, brezos y abedules, entre otras. Las mariposas tienen el sistema digestivo atrofiado y no ingieran alimentos, muriendo al poco tiempo.

Tysanoplusia orichalcea (Fabricius, 1775)

La pasada semana mientras estaba recogiendo unas ramitas de Hierba Luisa de un arbusto que tengo en el huerto, vi brillar algo dorado entre las hojas que me llamó la atención. Miré con más detenimiento y descubrí esta preciosa mariposa nocturna, alguno dirá “bah, una polilla”. No encontré ninguna más, pero si hallé dos aglomeraciones de hojas en otra rama; las habían enrollado para proteger sendos capullos de seda que habían tejido en su interior. Como no sabía nada sobre esta especie, me he puesto a investigar y esto es lo que he encontrado, que me ha llevado a comprender quienes eran los gusanos que me estaban comiendo las berzas. Por desgracia aquel día no llevaba la cámara de fotos conmigo, pero queda pendiente para la próxima temporada.

Reino: Animalia / Filo: Arthropoda / Subfilo: Hexapoda / Clase: Insecta / Orden: Lepidoptera / Familia: Noctuidae / Subfamilia: Plusinae / Tribu: Argyrogrammatini.

Los huevos eclosionan a los 5-12 días, emergiendo las larvas que tras 30-45 días tejen un capullo de seda en el que la pupa permanece unos 15-20 días, siendo verde en principio para tornarse marrón.

Los huevos son de color blanco amarillento, con forma de cúpula y estriados verticalmente.

Las larvas llegan a alcanzar 4 cm., son de color verde con una línea longitudinal amarilla a cada lado del cuerpo. Tienen 3 pares de falsas patas abdominales en los segmentos 5, 6 y 10, desplazándose arqueando el cuerpo. Al principio son de hábitos nocturnos, tornándose diurnos hacia el final de su etapa debido a la constante necesidad de alimento.

Los adultos miden entre 30 y 40 mm. de envergadura alar. Vuelan entre agosto y octubre, teniendo actividad nocturna predominantemente, raramente heliófila. En las alas anteriores tienen una gran mancha dorada que ocupa más de la mitad distal extendiéndose hacia adelante por el borde interior. La coloración de las posteriores es muy oscura. El resto varía entre el pardo claro y marrón oscuro.

Pertenece al grupo de mariposas nocturnas vulgarmente conocidas como medidoras o plusias, afectan a cultivos de girasol, patata, soja, algodón y tomate, al que añado yo el de las berzas, causando exclusivamente daños en las hojas.

Para su erradicación se pueden usar trampas con feromonas durante su etapa adulta.