Velella velella – MEDUSA VELERO

El encabezamiento de esta entrada es cosa de mi buen amigo Manuel, cántabro de nacimiento y madrileño de adopción, a quien le agradezco enormemente tanto su colaboración con el blog, como el haberme dado a conocer un ser vivo, del que sinceramente no había oído ni hablar, así que sin más, vamos con ella:

Cuando el amigo Arturo inicio esta aventura del blog, pensamos que de vez en cuando nos encontramos con bichos en nuestras escapadas, que bien podrían tener un hueco en su blog.

A primeros de mayo organizamos una escapada a la costa mediterránea (Sierra de Irta, en Castellón) y allí nos topamos con estos hidrozoos, es curioso porque tengo el recuerdo de haberlos visto de pequeño en la costa cántabra, por aquel entonces no habíamos oído hablar aun de la Carabela Portuguesa, y cualquier bicho que se acercaba a la orilla, y no era rápido… acababa, primero en el redeño, y después probablemente entre nuestras manos (aquí estoy oyendo a Eva decirle a Agatha… “no hagas caso a tu padre, y no toques ese bicho, que puede ser urticante”… jajaja).

Al igual que en mis recuerdos, las hemos podido ver un primer día flotando cerca de la orilla, al día siguiente todas apelotonadas al borde de la playa, y dos días después de aparecer, solo quedaban esparcidos por la orilla los flotadores a los que va unida la vela, de donde toma el nombre.

A Eva: Tienes toda la razón, algunos bichos pueden ser peligrosos… pero nos mola, ya nos conoces.

A Arturo: No podemos dejar pasar tanto tiempo entre encuentro y encuentro, con lo que nos gusta bichear, jajaja,

Hala, ahí te lo dejo, y ahora tú les explicas cuestiones técnicas. Cuídate mucho. Prometo mandarte algún aporte más.”

Reino: Animalia / Filo: Cnidaria / Clase: Hydrozoa / Orden:Anthoathecata / Familia: Portipidae.

Nombre científico: Velella velella (Linnaeus, 1758).

Nombres comunes: barquita de San Pedro, vela púrpura, vela de mar.

Cuando está viva presenta un bonito color azul oscuro y puede llegar a alcanzar unas dimensiones de 10 x 5 cm.

Aunque su apariencia es la de una medusa, en realidad se trata de una acumulación de pequeños animales llamados hidrozoos, los cuales están unidos a una especie de disco gelatinoso.

Flota en el agua, donde se desarrolla su vida, y en la parte superior presenta una especie de vela de forma triangular que emerge de la superficie, siendo la parte sumergida la colonia de hidrozoos.

Forman extensas colonias y se desplazan a la deriva arrastradas por el viento y las corrientes, lo que hace que a veces lleguen a la orilla en grandes cantidades.

Son prácticamente inofensivas, pero se recomienda no tocarlas para evitar posibles reacciones urticantes en caso de tener contacto con alguna pequeña herida abierta, ojos o mucosas.

Se alimentan de zooplacton que capturan con unos pequeños tentáculos que apenas miden 2 cm. de longitud.

Su reproducción es asexual, produciendo pequeñas medusas de aproximadamente 1 mm. de tamaño, que se fijan al fondo del mar donde liberan las células sexuales, las cuales una vez fecundadas se transforman en un pequeño pólipo que sube a la superficie y origina una nueva colonia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: