Araneus diadematus Clerck, 1757- ARAÑA DE LA CRUZ

Creo sin temor a equivocarme que esta es una de las arañas más bonitas que tenemos en la península ibérica, tanto por su coloración, como por los dibujos que presenta. Además hace unas preciosas telas de araña, grandes y redondeadas.

Esta fotografía la he hecho en el jardín de la casa del pueblo. Allí es relativamente bastante abundante y mucho me temo que la culpa es sólo mía. ¡Ay si mi madre supiera! Aunque me parece que de esta le va a quedar claro.

Pues resulta que cuando era pequeño e íbamos a la zona de las viñas de mi pueblo, se veían un montón por allí. A mí me gustaba bastante mirarlas, buscando los ejemplares más grandes y más coloridos, aunque confieso que tenía algo de miedo porque como eran tan grandes… Pero bueno, uno de esos días vi una que estaba gorda como un trullo, grandísima. Me armé de valor y la metí en un bote y para casa que la llevé. La estuve cuidando un tiempo, cazándole moscas y otros bichejos, hasta que consecuencia de la gordura puso un montón de huevos en un saquito, el cual cuidaba con esmero, y de esos huevos nacieron un montón de arañitas que llevaba sobre la espalda.

Fueron pasando los días y al mirar más detenidamente me di cuenta que la araña se había muerto, y que tal vez las hijas se estaban comiendo a la madre. Entonces quiso el destino que al abrir el bote, este se cayera y aquello fuera una estampida de minúsculas arañitas en todas direcciones, parecía la marabunta. La cosa es que allí nos quedamos solos lo que quedaba de la araña y yo.

Desde entonces cada vez que las veo por el jardín, tengo la completa seguridad que su presencia allí no es debida al azar y no puedo olvidar una de las muchas hazañas infantiles que llevé a cabo. Que se va a hacer, son bonitas y no molestan. Mi madre pone flores y arbustos, y yo arañas.

Sin embargo estos días de atrás buscando información sobre ellas, parece ser que es una araña muy abundante, de hecho también se llama araña de jardín, motivado por su gran presencia en estos lugares. Pero estoy seguro que por allí no se veían antes de que llevara la mía. No es una araña que pase desapercibida para no ser vista como veréis.

Filo: Arthropoda / Subfilo: Chelicerata / Clase: Arachnida / Orden: Araneae / Familia: Araneidae.

Las hembras pueden llegar a medir 2’5 cm. y los machos 1’3, algo menores por tanto.

Presentan una coloración variable que va desde el pardo oscuro hasta el amarillo claro. En la espalda tienen unos puntos de color blanco o amarillento, formando los más grandes una especie de cruz. Estos puntos están dentro de una zona más oscura, que es del mismo color que los laterales.

Las dos patas delanteras son más largas y están dotadas de multitud de sensores para detectar las vibraciones. El tercer par de patas es más corto y con ellas colocan la seda en la teleraña y en las presas.

Cada noche devora la seda de su telaraña con los insectos que hayan caído en ella, volviendo a construirla a continuación.

Para aparearse el macho se acerca a la hembra muy despacio para no ser devorado, cosa que no siempre consigue. Tras el apareamiento la hembra deposita los huevos en un capullo, muriendo poco después.

La picadura de esta araña, salvo personas alérgicas, no provoca más que una leve hinchazón, por tanto mi miedo era injustificado.

4 opiniones en “Araneus diadematus Clerck, 1757- ARAÑA DE LA CRUZ”

    1. Que se va a hacer Segundo, a lo hecho. pecho. Después de tanto tiempo no creo que la represalia vaya a ser muy grande.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.