Triturus marmoratus – TRITON JASPEADO

Muchas zonas de la Sierra de la Culebra, que se encuentran reforestadas de pinos desde mediados del siglo pasado, pueden durante la estación veraniega tener un aspecto de zonas secas. A pesar de ello, cuentan con una gran cantidad de parajes húmedos donde podemos disfrutar de especies como esta.

En una de mis excursiones estivales tuve la suerte de encontrar una charca en la que había varios ejemplares de estos anfibios. Se estaban calentando flotando en la superficie del agua, pero cuando detectaban mi presencia se dejaban hundir suavemente hacia el fondo, para volver a emerger cuando me retiraba. Con este juego estuvimos un buen rato mientras intentaba fotografiarlos, ellos subiendo y bajando, y yo caminando hacia adelante y hacia atrás. Seguro que si alguien hubiera visto la cómica escena habría echado unas risas. En cualquier caso y pese a lo laborioso de la tarea, al final conseguí hacer alguna foto medio decente a un macho.

Si no llego a mirar detenidamente no los hubiera visto porque estaban bastante bien camuflados entre la vegetación y sus movimientos eran lentos. Además su verdoso colorido les ayuda a mimetizarse perfectamente, cosa que de sobra saben, ya que mucho no se alejaban de las hojas que flotaban en la superficie.

La segunda fotografía fue realizada por mi amiga Sinda Romero a un ejemplar que sorprendió en la terraza de su casa. Se trata de un macho durante la fase terrestre de estos anfibios. Le agradezco profundamente que me haya dejado utilizarla.

Reino: Animalia / Filo: Chordata / Clase: Amphibia / Orden: Caudata / Familia: Salamandridae.

Nombre científico: Triturus marmoratus (Latreille, 1800).

Los tritones jaspeados pueden llega a medir 16 cm. de longitud, siendo la cola de menor longitud que el cuerpo. Su coloración es un reticulado de fondo verde o amarillo verdoso con puntuación negra y manchas negras sobre este fondo. La zona ventral es negruzca con puntuación blanquecina. Las extremidades delanteras cuentan con 4 dedos y las posteriores con 5.

Los machos se diferencian de la hembras en que son algo más pequeños, tienen la cabeza más estrecha, las patas más largas y presentan una cresta a lo largo de la superficie dorsal, la cual está más desarrollada durante el periodo reproductor, pasando fuera de este a ser un abultamiento que alterna el color negro y anaranjado. Las hembras en su lugar tienen un surco anaranjado. Además la cloaca de ellos es semiesférica con una abertura longitudinal, mientras que la de ellas es más ovalada presentando numerosas papilas.

Para su vida durante la fase acuática elige superficies de agua calmadas, que no tengan corriente, tanto naturales como artificiales. Esta etapa coincide con el inicio del periodo reproductivo a la finalización del invierno y la llegada del buen tiempo. Primero acuden los machos y ocupan un territorio. Durante esta época son muy agresivos y lo defienden con gran intensidad de otros machos.

Normalmente una o dos semanas más tarde aparecen las hembras, realizándose el cortejo nupcial normalmente durante la noche y fuera del agua. Posteriormente las hembras depositan los huevos individualmente en el fondo entre la vegetación. Estos son de color blanco amarillento o blanco verdoso, ovalados y de apenas 2 mm. de tamaño, cubiertos de una sustancia gelatinosa.

Las larvas al nacer son de color blanco amarillento, teniendo ocasionalmente tonos verdosos, miden aproximadamente 1 cm. En el dorso presentan dos líneas longitudinales de color cobrizo y cuando desarrollan las cuatro extremidades presentan una cresta en la zona dorsal.

Durante la fase terrestre busca zonas con vegetación abundante y cercanas a lugares húmedos, escondiéndose durante el día entre la hojarasca, en agujeros o bajo piedras o troncos.

Se alimenta de insectos y durante la etapa de vida terrestre también de lombrices, caracoles y babosas.

Al sentirse acosados segregan por la piel una sustancia mucosa tóxica e irritante.

Se encuentra distribuida en la mitad norte de la península ibérica, siendo más escasa en la parte oriental.

4 respuestas a «Triturus marmoratus – TRITON JASPEADO»

  1. Muchas gracias Arturo por las entradas de tu blog, muchas nos recuerdan lo que tenemos delante de nuestras narices y no vemos. De estos tritones alguna vez por zonas húmedas «urbanas» he podido observarlos. Pero tu con todo el entusiasmo y cariño que vuelcas en este proyecto haces que valoremos aún más, estos pequeños detalles que la vida y la naturaleza nos brindan. Muchas gracias, de nuevo.

    1. Muchas gracias a ti Borum por leerla. El tritón jaspeado en efecto es frecuente y gracias a ello podemos encontrarlo en las zonas que comentas. Que siga así por mucho tiempo.

Responder a Segundo casado Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.